Inicio

 Beneficios

 Precio

 Capacitación

 Descargas

 Blog

 Acceso

 Pruébalo gratis

Sal de tu zona de confort con cinco estrategias básicas

Muchas empresas se encuentran en zona de estancamiento, por más esfuerzos que hagan se parecen a un vehículo estancado o atorado en el lodo, haciendo mucho esfuerzo, aventando lodo para todos lados pero sin avanzar para ningún lado.

¿Algo de esto se te hace familiar?

"Trabajo todos los días de sol y sombra y mis ventas siguen igual mes a mes y mis clientes también". "Mi calidad de vida no avanza, tengo muchas metas y pasan los años no las cumplo".

¿Te has preguntado porque se estanca tu negocio? ¿Porque estás estancado?

El problema del estancamiento de tu negocio se debe a la zona de confort. La zona de confort la podemos definir como aquel comportamiento que tengo día a día el cual me mantiene en los límites que yo mismo he definido.

Como seres humanos en automático optamos por lo fácil y cómodo, a esta zona de comportamiento se le ha llama zona de estancamiento, en lenguaje coloquial a mi gusta explicarlo haciendo referencia a cuando "nadamos de muertito" y pedimos que no hagan olas para que no nos salpiquen.

El problema con la zona de confort es que en la práctica tanto a nivel personal como en la empresa se limita totalmente el crecimiento y la mejora continua.

Estar en la zona de confort destruye las iniciativas y motivaciones personales y esta es la razón por las que muchas empresas se pasan años sin crecer, pues están totalmente estancadas. Pero la culpa no es de la zona de confort, si no del empresario que se encuentra en esta zona y no identifica que está ahí y el daño que le hace.

Tu negocio crecerá si tu creces, si tu negoio no crece es porque está estancado, es decir, está en zona de confort

La zona de confort puede ser tu mejor amiga o tu peor enemiga. Si aprendes a identificar cuando estas en ella y a retarte para salir de ella se convierte en tu mejor amiga. Si por el contrario ya se te hizo costumbre estar ahí todo el tiempo pues entonces se convertirá en tu peor enemiga.

Te pondré un ejemplo, ¿Que tan fácil es leer? Pues mucho no crees, ¿hace cuánto tiempo que aprendiste a leer?, ya tiene rato me imagino, pero dime algo, ¿cuántos libros leíste el mes pasado? No me digas que ninguno, si es fácil leer pero que crees, es más fácil no leer. Este es un vivo ejemplo de la zona de confort.

Te voy a sugerir 5 estrategias para desestancar rápidamente a tu negocio y salir de la zona de confort:

Pon en práctica lo que acabas de aprender, imprime este artículo para que lo tengas a la mano y lo apliques hoy mismo. Te garantizo que si sales de la zona de confort tu negocio crecerá rápidamente.