Inicio

Beneficios

Precio

Capacitación

Descargas

Blog

Acceso

Pruébalo gratis

Incrementa tus ventas con clientes referidos

Los clientes referidos también se le conocen como la publicidad de boca en boca. Este tipo de publicidad es muy poderosa porque cuando alguien en quien confías te emite una recomendación sobre algún bien o servicio sabes que ya lo experimentó con resultados positivos.

La interrogante que realizan en toda empresa o como vendedor es ¿Cómo atraer más clientes referidos?, se recomienda hacerlos parte del proceso comercial además de tenerlos siempre presentes. 

Los clientes referidos son la evaluación de tu desempeño, qué tan bueno eres en los servicios y productos que ofreces, en la construcción de relaciones de negocios o de amistad con los clientes. A veces de manera errónea, se piensan que los referidos se obtienen cuando algún cliente brinda el nombre de algún comprador potencial.

La obtención de referidos tiene que ver con la relación riesgo-confianza. Cuando un cliente te da un referido quiere decir que no percibe riesgo en recomendarte con otras personas para que hagas negocio con ellos; es decir, confían en que les brindarás a sus conocidos y amigos, productos y servicios de alta calidad. Los clientes referidos no sólo se obtienen; se ganan.

Hay cinco maneras de lograr clientes referidos:

Tipos de referidos.

No todos los referidos son iguales, algunos son más valiosos que otros. Ordenados del menos valioso al más valioso, aquí están los tres tipos de referidos

Es cuando pides y recibes un referido de un cliente actual. En este tipo de referidos solicitados, el truco está en “preguntar sin preguntar”, es decir, que le digas a tu cliente que piense en alguien que también pudiera hacer negocios contigo, pero que antes de que te dé el nombre, tú vas a demostrarle lo bueno y profesional que eres en tu trabajo. Es un trato justo ¿no?

Sin preguntar, tu cliente te llama para darte el nombre de un cliente potencial. Este es mejor que un referido solicitado porque indica que has construido una relación de confianza y libre de riesgos con tu cliente.

Un prospecto te llama porque uno de tus clientes lo recomendó contigo. Esta es la mejor clase de referidos porque indica que tu cliente te tiene tanta confianza, que ahora es un vendedor más para tu compañía. Hacer una venta a un referido no-solicitado es, casi siempre, mucho más fácil que a cualquier otro prospecto porque mucho del trabajo que haces para convencer a un prospecto de que tú y tu compañía son la mejor opción, ya fue hecho por tu cliente.

Cuando obtienes referidos no es más que una consecuencia del excelente trabajo que has hecho con tus clientes en la creación de una relación que va más allá de un simple negocio. De ahora en adelante, debes pasar más tiempo tratando de construir relaciones con tus clientes que te generen cada vez menos referidos del tipo A ó B y obtener cada vez más referidos del tipo C.

Todo lo que tienes que hacer es dar lo mejor de ti y de tu compañía con cada uno de tus clientes y nunca pierdas la oportunidad de sorprenderlos; a la larga, ellos te sorprenderán a ti.